• El Padre Gabriel Cruz Trejo habla sobre Pakistán

    El Padre Gabriel Cruz Trejo habla sobre Pakistán

  • Mensaje del Papa Francisco para la JMJ 2021, camino a la JMJ 2023

    Mensaje del Papa Francisco para la JMJ 2021, camino hacia la JMJ 2023 de Lisboa

  • Inicio el proceso diocesano para la canonización del P. Luis Bolla

    Inicio el proceso diocesano para la canonización del P. Luis Bolla

  • Carta del Papa Francisco con motivo de la Consumación de la Independencia de México

    Carta del Papa Francisco con motivo de la Consumación de la Independencia de México

Hoy celebraremos el día en que dio inicio la Independencia de México, y trataremos sobre una sencilla imagen de la Virgen de Guadalupe la que uso el Cura Miguel Hidalgo y Costilla -considerado en Padre de la Patria- aquel día y cuya iconografía de "estandarte" con la imagen mariana se ha trasmitido desde el 16 de septiembre de 1810.

No obstante esta idea, de acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, como tal, dicho estandarte se determinó que no existió (Barrera, 2010), o mejor dicho, no fue como se le ha descrito en la historia popular mexicana o en lo libros de texto. De acuerdo con los relatos de la época, el hecho que el cura de Dolores portará la imagen de la Virgen María aquel día, no fue una acto planeado, ni premeditado.

Sobre el Cura Hidalgo

Miguel Hidalgo nació un 8 de mayo de 1753, en la Hacienda de Corralejo, ubicada en Pénjamo, Guanajuato Fue bautizado por sus padres Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte y Villaseñor. Fue un presbítero muy letrado, proveniente de aquella familia pudiente, era un poliglota, quien incluso hablaba leguas autóctonas. Fue de pensamiento revolucionario, se destacó por formar parte y encabezar la primera revuelta que dio origen a la Guerra de Independencia de México, con un acto muy conocido dentro la historiografía mexicana como Grito de Dolores. Dirigió militar e ideológicamente la primera parte del que fue denominado 'movimiento independentista', pero tras una serie de derrotas fue capturado el 21 de marzo de 1811 y llevado prisionero a la ciudad de Chihuahua, donde fue juzgado y fusilado el 30 de julio del mismo año.

Jacinto Barrera Bassols, autor del INAH (2010), escritor del libro "Pesquisa sobre un estandarte. Historia de una pieza de museo" habla sobre el pasaje de la vida de México en que Hidalgo portó consigo la imagen de Santa María de Guadalupe, y lo describe como una serie de hechos simultáneos que en el calor de la revuelta, fueron entrelazándose hasta convertirse en una leyenda singular.

De acuerdo con su investigación, Miguel Hidalgo llevó consigo aquel humilde 'estandarte', de acuerdo a los testimonios de la época, más por impulso, que por idea prefigurada. Su acción respondió a su convicción de proteger la imagen de la Virgen, y nunca tramó fin alguno de emplearlo para motivar a la masa de persona que le siguieron.

Hidalgo había asumido el cargo del curato de Dolores como lo hicieran otros de sus hermanos, sin embargo su personalidad sería tomada en cuenta y recordada por cercanos y extraños: "En 1803, a la muerte de su hermano José Joaquín, Miguel Hidalgo fue nombrado cura de Dolores. En treinta años la población habían tenido tres párrocos provenientes de la familia Costilla Gallaga. Pero en esta oportunidad, el futuro caudillo introdujo talleres de diversos oficios, promovió la apicultura, la cría del gusano de seda y el cultivo de la uva, este último en forma clandestina porque su monopolio lo había concedido el rey español a los peninsulares. Su carácter emprendedor llamó la atención de la gente ilustrada de su tiempo. En 'El Diario de México' del 4 de noviembre de 1809, se le incluyó entre los ‘párrocos sabios, que cuidan de las ventajas morales […], en adelantar la industria de los indios, instruyéndoles en sus deberes, e inspirándoles las mejores ideas de civilización.’

Difícilmente otra persona hubiera tenido el mismo poder de convocatoria que el cura Hidalgo, quien pronto se convirtió en líder de la conspiración de Querétaro y de todo el movimiento insurgente [...]" (Fernández, 2014)

Él, en su personalidad de sacerdote -a pesar de sus contradicciones personales- intentaba colocar la sagrada imagen a buen resguardo, en un lugar seguro y evitar un sacrilegio, pero ante la muchedumbre siguió portándola con el fin de salvaguardarla, como se ha afirmado ya, no fue un acto premeditado o manipulador. Este pasaje de nuestra historia, revela la profunda fe que unía a la gente sencilla y humilde de ese tiempo, además revela el otro rostro del Padre Hidalgo, muchas veces puesto en duda del presbítero y pastor. Sin embargo, aún hoy se presentan explicaciones donde se atribuye a ciertas imágenes el ser el blasón que él uso, partimos de explicaciones impresas como esta: “Estandarte con la imagen de la Virgen de Guadalupe que Miguel Hidalgo tomó del santuario de Atotonilco” inscrita en un folleto conmemorativo de la Independencia de México (Herrejón, 2012).

Barrera (INAH, 2010) describe los hechos así: "Sin embargo, en boca de los propios insurgentes y de gente que estuvo en la hora y sitio exactos aquel 16 de septiembre de 1810, el hecho de tomar una imagen de la Guadalupana en Atotonilco (Guanajuato) fue demasiado fortuito, sin premeditación, alevosía y ventaja.

De hecho, se sabe que fue un “ranchero” de la multitud quien pidió una estampa de la Virgen y enseguida la puso en un asta de un tendedero de ropa, y que incluso Allende e Hidalgo intentaron recoger la imagen, pero ante el clamor de la gente decidieron regresar a la casa del santuario de Atotonilco, donde poco antes habían estado tomando chocolate junto con Aldama, Abasolo y otros insurgentes."

Además Barrera narra y afirma que el estandarte ultra elaborado que se atribuye a Hidalgo “no existió, fue un inventó de Manuel Abad y Queipo, arzobispo de Michoacán, con el fin de acusar al cura de Dolores o de 'fautoría' (-acto- de utilizar los símbolos religiosos con objetivos deleznables), que era uno de los delitos eclesiásticos más castigados.

En el edicto de excomunión contra Miguel Hidalgo, Abad y Quiepo asentó que: 'Insultando a nuestra religión y a nuestro soberano D. Fernando VII, (Hidalgo) pintó en un estandarte la imagen de nuestra augusta patrona Nuestra Señora de Guadalupe, y le puso la inscripción siguiente: Viva la Religión, viva Nuestra Madre Santísima de Guadalupe, Viva Fernando VII, Viva La América y muera el mal gobierno' ".

Una acusación incoherente, pues si en verdad se hubiera confirmado aquello, hubiera planteado la inocencia del Cura Hidalgo, ya que su movimiento hubiera estado identificado en contra del gobierno impuesto desde Francia a España por Napoleón Bonaparte, al derrocar a Rey Fernando VII. El autoproclamado emperador de Francia, había colocado en la corona española, a su hermano José Bonaparte y por lo tanto éste era el nuevo monarca de la Nueva España.

Lo anterior se corrobora en los registros históricos que se basan en el testimonio de Aldama donde se narra que Hidalgo dijo lo siguiente a los hombres, que armados con utensilios del campo y herramientas quienes le acompañaban:

16 de septiembre domingo, Dolores.

Miguel Hidalgo, habiendo liberado a los presos y aprehendido a los españoles, da el Grito de Independencia en el atrio parroquial hacia las 7:30 a.m.:

‘¡Únanse conmigo! ¡Ayúdenme a defender la patria! Los gachupines quieren entregarla a los impíos franceses.

¡Se acabó la opresión! ¡Se acabaron los tributos! Al que me siga a caballo le daré un peso, a los de a pie cuatro reales’ [Declaraciones de Juan Aldama en Genaro García]

Antes de este Grito, Hidalgo había hecho una breve exhortación a sus alfareros y otros, reunidos junto a la ventana de su morada. Y después del mismo Grito, tiene sucinta alocución frente a los principales de Dolores.

Más de setecientas gentes salen de Dolores alrededor de las 11:00. Encabezan Miguel Hidalgo, Ignacio Allende y Juan Aldama” (Herrejón, 2012).

El cura Hidalgo portó aquella imagen la Guadalupana hasta llegar a la Iglesia de Atotonilco, más el imaginario popular le suele representar, llevándolo consigo hasta el Instante en dio el grito en la parroquia de Dolores (Herrejón, 2012).

Por lo anterior el padre Miguel Hidalgo hubiera estado libre de culpa, pues su ímpetu de lucha estaba dirigido a favor de restituir el reinado de Fernando VII y no en sí a la independencia de una nación por nacer, más sus acciones se fueron abriendo y orientando al escenario más amplio de la exigencia real del pueblo que guiaba.

Además como componentes que se entremezclaron en la historia y que dieron más consistencia a la leyenda tenemos dos piezas que encuentra en el Museo Nacional de Historia “Castillo de Chapultepec”, el primero es una pintura al óleo de la imagen de la Virgen de Guadalupe cuyo recuadro descriptivo indica que la imagen de la Guadalupana, era la que mostraba el ‘estandarte’ que enarboló Miguel Hidalgo y Costilla aquel 16 de septiembre de 1810. El otro objeto es un blasón, es decir, un verdadero estandarte que fue utilizado por las fuerzas insurgentes entre 1810 y 1813, elementos como estos mencionados, alimentaron más la leyenda del estandarte de Hidalgo (INAH, 2010).

Sin embargo aquella imagen, era más sencilla y frágil, por lo que Cura Hidalgo y en su afán de cuidar de ella, terminó llevándola en aquel día que significó uno de los pasajes más relevante de nuestra historia, transformándose en un símbolo mariano y patrio poderoso, que dio fuerza e inspiraría más que ningún otro signo, a los insurgentes y al pueblo de México para reclamar independencia y libertad.

Si bien una leyenda, aquel ‘estandarte’ mariano, sería la pieza que en sustancia conformaría parte de la historiografía de México, de su iconografía nacional, de sus primeras banderas y símbolos nacionales, en los cuales se sintetiza, unifica y representa la identidad de una patria libre, bajo una Fe, que integraría los valores más profundos del pueblo cuya configuración como Nación independiente hoy celebramos.

Referencias

1.- Adaptado de '5 recomendaciones para utilizar la Bandera durante las fiestas patrias', 171 [Imagen], por Secretaría de Gobernación. 4 de septiembre de 2019, gob.mx (https://www.gob.mx/cms/uploads/article/main_image/85432/171.jpg)

2.- Adaptado de 'Blasón de Hidalgo' [Imagen], por Gobierno de la República, 2011, gob.mx (https://www.gob.mx/cms/uploads/image/file/375666/banderasMexico-01.jpg)

3.- Decreto por el que se reforma el artículo 34 de la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales. 30 de Noviembre de 2018. DOF 30-11-2018. Pag. 3 Primera Sección. Recuperado el [14 de enero de 2021] de: https://www.dof.gob.mx/abrirPDF.php?archivo=30112018-MAT.pdf&anio=2018&repo=repositorio/

4.- Fernández Delgado, M. A. (2014). Miguel Hidalgo: Nacimiento y primeras décadas de un héroe. México: INEHRM. Recuperado el [14 de septiembre de 2021] de: https://inehrm.gob.mx/work/models/inehrm/Resource/283/1/images/MIGUELHIDALGO%20ARTICULO.pdf

5.- Herrejón Peredo, C. (2012). La Ruta de Hidalgo, 16 de septiembre, 1810 - 30 de julio, 1811. México: Secretaria de Educación Pública e Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México. Recuperado el [14 de enero de 2021] de: https://inehrm.gob.mx/work/models/inehrm/Resource/439/1/images/la%20_ruta.pdf

6.- Instituto Nacional de Antropología e Historia [INAH]. (2010, Julio 07). Sucesos del estandarte de Hidalgo. Recuperado el [14 de enero de 2021] de: https://www.inah.gob.mx/boletines/1698-sucesos-del-estandarte-de-hidalgo

7.- Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacional [LEBHN] de 1984. 8 de febrero de 1984. DOF 8-02-2018. Recuperado el [14 de enero de 2021] de: https://www.dof.gob.mx/abrirPDF.php?archivo=08021984-MAT.pdf&anio=1984&repo=repositorio/

Política de Cookies y Privacidad

Normatividad de Cookies Este portal Web emplea "Cookies" (algoritmos de rastreo); algunas son esenciales para el funcionamiento del sitio, algunas permiten elaborar estadísticas de geolocalización, del número visitas y uso, sin embargo , en cumpliendo con las regulaciones de la LFPDPPP y de acuetdo a la LGPDPPSO de México, así como a leyes internacionales, entre ellas "el Reglamento General de Protección de Datos" (GDPR 2016/679) de la U.E., o el Acta de de Privacidad del Consumidor del Estado de California "Consumer Privacy Act (CCPA) etc en USA., entre otras normas referentes al uso de las nuevas tecnologías y la protección de la privacidad datos de los usuarios, que enuncian y regulan la protección del derecho a decidir libremente el permitir o no, el empleo de Cookies durante su navegación. Al dar click en aceptar otorga su consentimiento a que dichos algoritmos se alojen y funciones en sus dispositivos. Debe tomar en cuenta que si las rechaza, algunas funcionalidades de este portal quedaran deshabilitadas. Consulte nuestras políticas sobre privacidad de datos para ahondar sobre este tema y donde le guiamos para configurar una navegación más segura.